COMPARTIR

“Montaña de la Soledad” un nombre tan poético para una creación de la naturaleza que se revela contra los suelos planos tradicionales de la región de oriente de nuestro país, precisamente en Jalapa. Sólo al escuchar el nombre provocó un insasiable deseo de visitar esta montaña acompañado de un buen playlist de spotify o dezzer, según sea el caso acompañado de lo que más te agrade, amigos, pareja ó simplemente una cámara, tus audífonos, algún cuaderno para escribir o dibujar para honrar el nombre de la montaña.

La Montaña de la Soledad, también conocida por Cerro Miramundo es de fácil acceso, pues hay un camino que atraviesa la cima que comunica a Mataquescuintla con la ciudad de Jalapa. A esto se le suman algunas aldeas como Miramundo, Soledad y la Pila donde podremos comprar alimentos y equipo indispensable para poder salir a explorar.

En estas aldeas podemos preguntar a algún poblador sobre algún guía para evitar cualquier incidente y lo más importante, conocer lo más profundo que se pueda. Ya con la seguridad de un guía ya podemos ponernos en marcha y estar rodeados de la naturaleza.

También puedes leer:  Autoridades Municipales del Municipio de San Manuel Chaparrón, Departamento de Jalapa

El silencio que acompaña la marcha es cortada por el sonido de las hojas y el pasto seco que pisamos en el andar y el canto de las aves sonoro nos recuerda que estamos entrando al reino natural donde, al ser invitados, debemos ser respetuosos con ella.

A lo lejos puedes escuchar la sonoridad del agua de algún riachuelo que nace de esta montaña. El clima, predominantemente frío, puede ser obstaculo para algunas personas, para otras puede ser motivante.

No quisiera entrar en detalles sobre este lugar, pues es difícil de explicar, quizá sea algo psicológico por el nombre de esta montaña, pero invita a tener un acercamiento a nuestro interior que puede llenarnos de paz.

A una altura de 2,800 metros sobre el nivel del mar, La Montaña de la Soledad te invita a un viaje místico, quizá por el nombre, perdón que sea tan insistente, pero debes visitar sí o sí este maravilloso lugar.