COMPARTIR

Durante la época de conquista española a territorios mesoaméricanos estuvo llena de leyendas, creencias y misticismo propio de cada región, al igual que nombres de diversos personajes que se hace mención en documentos oficiales de altos mandos del ejército español. Uno de estos nombres ilustres reconocidos como héroes por los mismos invasores es Kaibil Balam.

En todos los documentos que lograron registar este nombre, siempre ha sido descrito como un importante líder del reino mam en el siglo XVI, y los relatos orales de la región de Huehuetenango enlatece aún más la figura de este personaje que logró proteger a su pueblo en la fortificada ciudad de Zaculeu, a pesar de todas las adversidades que venía con ello, pero para lograrlo exisitió una fuerte formación militar en la unidad élita de los guerreros de la guardia real del imperio mam llamada Quachic.

Esta fuerza élite poseía una singular forma de entrenamiento, pues a diferencia de otros entrenamientos registrados de otros pueblos mayenses que se enfocaban en entrenamientos personales, esta fuera élite expulsaba a los aspirantes de la fortaleza de Zaculeu y eran perseguidos por la unidad Quachic ya calificada para tratar de capturarlos y frustrar sus aspiraciones. Kaibil Balam, al recibir este entrenamiento perdía su titulo de príncipe mam y se enfrentaba al reto de sobrevivir un mes lunar en la selva sin comida ni mayor equipo, mientras era perseguido por la unidad Quachic que, de capturarlo, iba a ser blanco de burlas y humillaciones.

También puedes leer:  Sitio arqueológico precolombino estrenó nuevo nombre

Se dice que para poder ingresar a Zaculeu, Kaibil Balam jamás utilizó una vereda o un camino, se perdía entre el bosque siguiendo su instinto pues sabía que los caminos tradicionales estaban llenos de trampas y embosacadas, al igual que las fuentes de agua y comida, por lo tanto usaba bejucos y cazaba a tepezquitles o venados de las montañas para alimentarse hasta que finalmente logró entrar a la ciudad.

Luego de recibir el trono de su padre a los 31 años de edad, Kaibil Balam tuvo que enfrentarse a los cañones y el fuego de las armas de los españoles, pese a la gran desventaja armamentista resistió durante 4 meses hasta que finalmente fue derrotado, aunque huyó y se refugió en la montaña creando una subversión que duró 5 años que atestaba poderosos golpes a la milicia española.

Ningún documento ni leyenda menciona que Kaibil Balam fuera capturado y se cree que su espíritu es libre y vive en las altas cumbres de los Cuchumatanes protegiendo los cerros. Tampoco hay datos que haya fallecido, todo esto crea una historia fascinante de este héroe mam.

Para finalizar, cabe mencionar que la fuerza élite de Guatemala, una de las más reconocidas a nivel mundial, lleva el nombre de Kaibiles y el entrenamiento es similar al que realizó el héroe en mención.