Inicio » Huehuetenango » Historia del Municipio de San Ildefonso Ixtahuacán, Departamento de Huehuetenango

Historia del Municipio de San Ildefonso Ixtahuacán, Departamento de Huehuetenango

Pueblo de origen prehispánico, habitado por indígenas del grupo Mam, su nombre original era Itcal. A mediados de 1,525, de acuerdo con el relato del cronista Fuentes y Guzmán, los guerreros de Ixtahuacán participaron en la defensa de la fortaleza de Zaculeu, bajo el mando de Caibil Balám, el más importante jefe Mam.
De acuerdo con el historiador Jorge Luis Arriola, la actual cabecera de Ixtahuacán, se fundó durante el periodo colonial. Fue entonces cuando se le denominó como “San Ildefonso” Ixtahuacán, en homenaje a su patrono, el santo católico del mismo nombre. Desde el punto de vista de la administración eclesiástica estuvo a cargo de los padres de la Orden de Nuestra Señora de la Merced y dependiente de la parroquia de Malacatán (hoy Malacatancito).
Tanto el historiador Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán (S. XVII) como el Arzobispo Pedro Cortés y Larraz (S. XVIII), al igual que otros historiadores y cronistas posteriores, se refieren a lxtahuacán en sus crónicas y relaciones, destacando entre otras cosas, su “extendida y gran planicie”, así como su “territorio fecundo y productivo”, al igual que por su producción y comercio en gran escala de copal, lo que hizo que a sus habitantes se les conociera como “copaleros”.
Hasta mediados del presente siglo, Ixtahuacán fue el centro comercial de los municipios de Cuilco, Colotenango, San Sebastián Huehuetenango, San Rafael Petzal, Santa Bárbara, San Gaspar Ixchil, San Pedro Necta y otros del Departamento de Huehuetenango, así como del municipio de Concepción Tutuapa, de San Marcos.
A fines de la década 1,970 – 1,980, lxtahuacán cobró relevancia nacional a raíz de un movimiento reivindicativo de los trabajadores de algunas minas ubicadas en dicho municipio. Según el Diccionario Geográfico Nacional, por los acuerdos gubernativos del 15 de julio de 1,958, y 6 de octubre de 1,960, se aprobaron los contratos para la explotación de las minas “La Florida” y “Los Lirios”, respectivamente. Las mismas son explotadas en la actualidad por la compañía Minas de Guatemala, S.A.”.
ORIGEN DEL NOMBRE
Según el Diccionario Geográfico Nacional, en Guatemala son varios los poblados que después de su nombre propio, generalmente de un santo de la Iglesia Católica, llevan el nombre de “Ixtahuacán”. De acuerdo con tal fuente, dicho nombre Nahuatl que antiguamente se escribía “Ixtlahuacan” equivale a “lugar de amplia vista”; es decir, llanura, vega o planicie cultivada. Proviene de los elementos “can, que significa “lugar”; ua”, posesivo calificativo de paraje, e “ixtli”, que significa “vista”.

Pueblo de origen prehispánico, habitado por indígenas del grupo Mam, su nombre original era Itcal. A mediados de 1,525, de acuerdo con el relato del cronista Fuentes y Guzmán, los guerreros de Ixtahuacán participaron en la defensa de la fortaleza de Zaculeu, bajo el mando de Caibil Balám, el más importante jefe Mam.

De acuerdo con el historiador Jorge Luis Arriola, la actual cabecera de Ixtahuacán, se fundó durante el periodo colonial. Fue entonces cuando se le denominó como “San Ildefonso” Ixtahuacán, en homenaje a su patrono, el santo católico del mismo nombre. Desde el punto de vista de la administración eclesiástica estuvo a cargo de los padres de la Orden de Nuestra Señora de la Merced y dependiente de la parroquia de Malacatán (hoy Malacatancito).

Tanto el historiador Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán (S. XVII) como el Arzobispo Pedro Cortés y Larraz (S. XVIII), al igual que otros historiadores y cronistas posteriores, se refieren a lxtahuacán en sus crónicas y relaciones, destacando entre otras cosas, su “extendida y gran planicie”, así como su “territorio fecundo y productivo”, al igual que por su producción y comercio en gran escala de copal, lo que hizo que a sus habitantes se les conociera como “copaleros”.

Hasta mediados del presente siglo, Ixtahuacán fue el centro comercial de los municipios de Cuilco, Colotenango, San Sebastián Huehuetenango, San Rafael Petzal, Santa Bárbara, San Gaspar Ixchil, San Pedro Necta y otros del Departamento de Huehuetenango, así como del municipio de Concepción Tutuapa, de San Marcos.

A fines de la década 1,970 – 1,980, lxtahuacán cobró relevancia nacional a raíz de un movimiento reivindicativo de los trabajadores de algunas minas ubicadas en dicho municipio. Según el Diccionario Geográfico Nacional, por los acuerdos gubernativos del 15 de julio de 1,958, y 6 de octubre de 1,960, se aprobaron los contratos para la explotación de las minas “La Florida” y “Los Lirios”, respectivamente. Las mismas son explotadas en la actualidad por la compañía Minas de Guatemala, S.A.”.

ORIGEN DEL NOMBRE

Según el Diccionario Geográfico Nacional, en Guatemala son varios los poblados que después de su nombre propio, generalmente de un santo de la Iglesia Católica, llevan el nombre de “Ixtahuacán”. De acuerdo con tal fuente, dicho nombre Nahuatl que antiguamente se escribía “Ixtlahuacan” equivale a “lugar de amplia vista”; es decir, llanura, vega o planicie cultivada. Proviene de los elementos “can, que significa “lugar”; ua”, posesivo calificativo de paraje, e “ixtli”, que significa “vista”.