COMPARTIR

La revolución en Guatemala siempre fue vista como una gran victoria para el país para la gran mayoría de la población, pero hubo un sector que no vio con buenos ojos este evento al afectar sus intereses económicos siendo la gran perdedora la United Fruit Company, acostumbrada a recibir el apoyo del gobierno a través de supresión de manifestaciones y concesiones de grandes extensiones de tierra para cultivar su producto, aunque muchas otras veces sin uso.

Durante el gobierno de Jacobo Arbenz Guzman, esta empresa fue la más afectada debido a la reforma agraria que buscaba este gobierno, dándole prioridad al campesino que trabajaba la tierra y una justa distribución de tierras ociosas donde la United Fruit Company era dueña de más del 90% de estas tierras.

Según los datos filtrados por la Embajada norteamericana, la United Fruit Company, solicitó la ayuda al gobierno de Estados Unidos para evitar seguir perdiendo extensas manzanas territoriales, la CIA se involucró en este suceso y empezó la denominada “Operación Cóndor” que buscaría expulsar a Jorge Ubico acusándolo de comunista, esto debido por las tensiones de la guerra fría y la crisis en Cuba que ponía en peligro la seguridad del país norteamericano, aunque cabe resaltar que Guatemala no fue el único país que estuvo en el ojo de esta operación.

También puedes leer:  Sitio arqueológico precolombino estrenó nuevo nombre

Las mentiras de una extensa campaña de difamación acompañada por un levantamiento de armado dirigido por Castillo Armas proveniente del oriente fue tomando el país hasta que finalmente llegó a la ciudad tomando el palacio y expulsando a Jacobo Arbenz.

Toda esta operación fue planeada, financiada y dirigida por la CIA con la autorización del gobierno de los Estados Unidos de América, terminando así con la primavera democrática y dando inicio a los 36 años de guerra interna en nuestro país que dejó a más de 100 mil fallecidos.