COMPARTIR

Tecún Umán es conocido como el Héroe Nacional de Guatemala y cada 20 de febrero es celebrado en todo el país la vida y lucha de este mítico personaje guatemalteco. Estos son los 4 datos que quizá no conocías de la vida de Tecún Umán.

 

1- Muchas personas creen que Tecún Umán no exisitió.

Debido a la poca documentación que hay de esa época, muchos guatemaltecos piensan que Tecún Umán es un héroe creado a través de relatos orales que en realidad nunca existió debido a la cantidad de fantasía que hay entorno a él.

 

2- Tecún Umán no era guerrero

Según Blanca Estela Colop Alvarado, presidenta de la Comunidad Lingüística Maya Kiche’ de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala, en una entrevista realizada entorno a Tecún Umán, aseguraba que los textos en lenguaQ’eqchi’ que mencionan al personaje, afirman que Tecún Umán no era un guerrero, era un personaje que luchaba por los ideales del pueblo Quiché y fue el guía del ejército que luchó contra las fuerzas invasoras.

 

3- Tecún Umán fue asesinado por la espalda.

La muerte del héroe nacional está mezclada de fantasía para crear el mito de Tecún Umán, sin embargo, la Academia de Lenguas Mayas, en una investigación realizada por esta institución aseguran que Tecún Umán fue asesinado por la espalda. Quizá no sea una muerte digna para un héroe nacional, pero al menos es más creíble que el relato tradicional que termina con un quetzal en el pecho ensangrentado de nuestro personaje que le da ese color al pecho del ave nacional.

También puedes leer:  Universidad Galileo, la extraordinaria historia

4- No fue el único personaje que defendió las tierras mayas.

A pesar de que Tecún Umán a sido convertido en el Héroe Nacional, cabe resaltar que no es el único que luchó defendiendo los territorios de los invasores. Kaibil Balam fue un guerrero cackchiquel que luchó y venció a ejércitos completos en el área de lo que ahora es Chimaltenango y Tecpán. Otro héroe que debe ser recordado es Asumanché, ya hablaremos de este personaje también.

 

Estos datos son verídicos y tratan de rescatar la verdadera imagen de un héroe que se pierde en la fantasía, sin menospreciar el esfuerzo dado en el campo de batalla, cuando poblaciones enteras defendían lo que por derecho les pertenecían de fuerzas extranjeras similares a parásitos que únicamente vinieron a devorar los recursos naturales de este país.